Condiciones distintas para artículos XXL

ENVÍOS GRATIS y en 24h laborables para pedidos desde 39€

Amoladora angular: ¿Qué es y para qué sirve?

Amoladora angular qué es diferencias entre amoladora angular y recta Blog iBlevel

Hoy vamos a hablar de una herramienta sumamente versátil y funcional: la amoladora angular o radial y empezaremos por el principio, explicando qué es, qué tipos hay y para qué sirven.

Primera pregunta: ¿Qué es?

Una radial es una herramienta de bricolaje compuesta por un motor eléctrico de alta potencia. Distinguimos entre la amoladora angular, que se se conecta mediante engranajes al motor y la amoladora recta, que se conecta directamente al eje del motor. Entre estas dos, la más usada es la angular puesto que se puede usar para una mayor variedad de trabajos. Mientras que la recta es más adecuada para trabajos precisos y esto se debe a que la posición del disco de la amoladora recta es perpendicular. Independientemente del tipo, en ambos casos se acopla un disco al eje y este disco es el que va a determinar qué tarea se va a llevar a cabo. Lo que nos conduce a…

… la segunda pregunta: ¿Para qué sirve?

Se trata de una excelente herramienta de uso profesional, pero también una gran herramienta de uso particular para los aficionados/as al bricolaje.
Es, sin lugar a dudas, una herramienta multifuncional que permite hacer tareas tan diversas como cortar, pulir, desbastar y lijar (entre otros) en materiales tan diversos como el hierro, la madera, plástico duro, cerámica, mármol e incluso te permite cortar paredes y suelos.

amoladora angular qué es para qué sirve blog iblevel

Variedad de aplicaciones de una amoladora angular

 

Además de distinguir entre la amoladora angular y la amoladora recta, vamos a distinguir entre la mini-amoladora y la amoladora.

Por un lado, tenemos a la mini-amoladora angular que usa discos de 115mm o 125mm y cuya potencia suele oscilar entre 500W y 1500W. Si buscamos una herramienta más potente, escogeremos la amoladora angular (a secas) que usa discos de 230mm y cuya potencia suele oscilar entre 2000 y 2500W.Realmente, la mini-amoladora es de las más usadas y las más comunes porque es más versátil en su uso. La profundidad de corte que permite este modelo es de menor profundidad que la amoladora (hasta 38mm para discos de 125mm y 30mm para discos de 115mm). Pero también es más manejable y práctica.
Además, se le pueden acoplar numerosos discos y sacarle así el máximo partido para decapar, cepillar, lijar, alisar, serrar, separar materiales, cortar, desbarbar, pulir y abrillantar. Vamos, lo que viene a ser una súper herramienta.

Por otro lado, está la amoladora con un disco de 230mm, que tiene como principal función la acción de cortar. Concretamente corta materiales más densos como ladrillos, paredes, azulejos, etcétera. Puede duplicar la profundidad de corte llegando a los 70mm, pero también es más difícil de manejar por su tamaño y peso. Esto la convierte también en una herramienta menos precisa y más complicada de usar en espacios o superficies más pequeñas o de más difícil alcance. En resumidas cuentas, está pensada para tareas más duras de menor precisión.

Lo que queda claro e que todas son igual de interesantes. Es cuestión de conocer sus características, capacidades y limitaciones y antes de comprar, tener claro para qué se quiere usar.

 

¿Te has quedado con dudas? ¿Quieres hacer alguna portación? ¡Déjanos un comentario en el blog o en las redes sociales!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »